ALBÓNDIGAS DE BERENJENA

Aquí os dejo hoy una receta con una hortaliza de temporada que me encanta y además es muy saludable y ligera. Alguna vez había visto una receta de albóndigas de berenjena pero si os soy sincera, pensaba que quedaría una masa excesivamente blanda para hacer albóndigas pero las he hecho basándome en una receta del cocinero “Dani García” y con mi toque personal, claro , porque me gusta darle otro aire y le he puesto la salsa con verduritas con la que siempre acompañaba mis albóndigas de carne .

Aunque sean de berenjena, les he puesto ajo y perejil como siempre y para darles otro sabor tomillo y romero junto al tomate especiado que ya sabéis que me encanta. Hoy no tenía tomate seco con especias del que yo hago, así que lo he comprado hecho del que podéis encontrar en aceite y especias en cualquier supermercado.

Para darle una textura consistente y poder hacer las albóndigas, les he añadido pan rallado pero si no puedes comer gluten, cambia el pan rallado por harina de garbanzo y mezcla hasta conseguir una textura con la que puedas hacer las bolitas de albóndiga.

El resultado me ha sorprendido mucho porque están sabrosas y no se deshacen como yo pensaba, así que las repetiré más veces con salsas diferentes. Si no te gusta la salsa con la que las he acompañado, las puedes comer con una salsa de curry y arroz basmati , por ejemplo y así tendrán aires de oriente.

Espero que os gusten como a mi y las incluyáis a partir de ahora en vuestros menús, ya que las albóndigas son muy socorridas y podéis hacer más cantidad y congelar para otro día.

ALBONDIGAS DE BERENJENA

Ingredientes albóndigas:

  • 900-1000g de berenjena
  • 3-4 dientes de ajo
  • 60 gr de tomate seco especiado
  • perejil abundante
  • 1/2 cda romero
  • 1/2 cda tomillo
  • 120gr de pan rallado
  • harina para rebozar
  • aceite de oliva suave, sal y pimienta al gusto

Ingredientes salsa de guisantes:

  • 1 cebolla
  • 3 dientes de ajo
  • 2 zanahorias
  • 3 tomates maduros
  • 100 gr de guisantes congelados
  • opcional: 100 gr alcachofas congeladas
  • 150 ml de vino blanco
  • 1 cdta tomillo, 1 cdta romero, 1 cdta orégano, 1 cdta albahaca
  • 2 vasos de caldo de verduras o de agua
  • 1 cda de harina ( espesar la salsa)
  • aceite de oliva suave y sal

Lo primero que haremos será asar las berenjenas bien en el horno o en 2 tandas en el microondas. Les haremos unos cortes para que se nos hagan antes, un chorrito de aceite y un poco de sal. Si las hacemos en el horno, las pondremos a 200º aprox 30 min y si las hacemos en el microondas, 2 tandas de 15 min cada una. Cuando estén hechas, las sacamos y las dejamos tibiar.

Mientras se hacen las berenjenas, vamos con la salsa. Picamos finamente el ajo y la cebolla. Ponemos un chorrito de aceite en la cazuela y doramos los dientes de ajo. A continuación, ponemos la cebolla a fuego medio con una pizca de sal y cuando se vaya poniendo tierna, añadimos el tomillo y el romero ( si tenéis hierbas frescas aún mejor) y volteamos la mezcla.

Cortamos la zanahoria y el tomate en dados pequeños. Cuando esté tierna la cebolla, añadimos los daditos de zanahoria y dejamos que se vaya haciendo con el fuego suave durante 10 min aprox.. Por último, añadimos el tomate y cuando esté casi hecho, ponemos los guisantes y las alcachofas que salteamos unos minutos.

Ahora le añadimos el vino , el caldo de verduras o el agua y la albahaca y el orégano. Dejamos que la salsa se haga lentamente y se evapore el vino, durante unos 30 min a fuego medio.

Vamos a por las albóndigas. Sacamos la carne de las berenjenas con la ayuda de una cuchara y cortamos en trozos. Trituramos con el robot, los dientes de ajo, los tomates secos, el perejil y el tomillo y romero hasta que nos queden trocitos pequeños. . Por último añadimos la berenjena a la mezcla y nos tiene que quedar triturada pero sin que sea un puré. Si no tienes picadora o robot, no lo hagas con la batidora porque te quedará un puré, es mejor que lo trocees muy pequeñito a mano. Cuando tengamos la masa, le añadiremos el pan rallado y lo mezclamos con la mano. Corrige de sal y pimienta si lo necesita.

Si tienes tiempo y te ha quedado un poco blanda, puedes meterla un rato en la nevera pero la verdad, a mi la textura me ha quedado muy bien para hacer las bolas. Espolvoreamos una cucharada de harina a la salsa para que espese y dejamos hervir unos minutos.

Ponemos un poco de harina en un plato para pasar las albóndigas antes de freírlas. En otro plato, colocamos papel de cocina para escurrir el exceso de aceite y una vez escurridas, añadimos las albóndigas a la salsa y la mezclamos. Deja cocinar 5 min. y listo.

Ya las puedes servir. Aquí tienes otro plato que les gustará tanto a veganos como a no veganos. Disfrútalas y ya me contaras. A que tienen buena pinta???

Si quieres más recetas como esta puedes suscribirte al blog dejando tu email

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s