“BROWNIE” DE BONIATO

Hoy os traigo un postre delicioso con chocolate y nada pesado . Este dulce de boniato es una receta para todos sin azúcar, para veganos y para los que no quieren o no deben de tomar azúcar. El boniato asado ya es dulce por si solo y si además le añadimos dátiles y pasas, ya tiene todo el dulzor que necesita de forma natural.

Es una especie de brownie, pero dependiendo del tipo de grasa que utilices, te quedará una textura más consistente o más suave. Si lo haces con aceite,( la última que he hecho), la textura será más suave y si lo haces con aceite de coco, la textura será más la de un brownie. Yo lo he hecho de las dos formas, tú eliges.

Para darle un toque “crunch” que sabéis que me encanta, le he añadido un puñado de almendras y nueces troceadas(puedes ponerle avellanas o lo que te guste). Estará más bueno si le pones unos frutos secos porque te los iras encontrando mientras te lo vas comiendo.

Para acompañarlo, le he puesto un culis de fresas que le combina muy bien y además ya las empezamos a ver en los mercados. Si no tienes fresas, lo puedes acompañar con una mermelada de fresa o de naranja, aunque la fruta natural siempre es más suave. Vamos con la receta de nuestro dulce de fin de semana!!!!

DULCE DE BONIATO Y CHOCOLATE

Ingredientes:

  • 1/2 kg de boniato asado
  • 125 ml de leche de avena
  • 120 gr harina de avena
  • 40 gr de cacao en polvo
  • 60 ml de aceite
  • 1 sobre de levadura ( 15 gr )
  • 10-12 dátiles
  • Un puñado de pasas
  • 60 gr entre almendras y nueces
  • Opcional: un chorrito de licor de avellana

Lo primero que haremos será poner a hidratar los dátiles y las pasas en la leche de avena tibia unas horas antes. Para esta receta, lo mejor es usar boniato asado, y hoy en día existen una bolsas de boniatos para microondas, si no quieres ponerlos a asar en el horno. Una vez asado el boniato, lo chafamos con un tenedor.

Por un lado, trituraremos en el robot o con la batidora, los dátiles y pasas hidratados junto con el aceite. Unimos esta mezcla con el boniato machacado con la ayuda de una espátula. (Aquí puedes añadir un chorrito de licor si te apetece )

En otro bol mezclamos la harina, la levadura y el cacao. A continuación añadimos esta mezcla de harina a la del boniato y los dátiles. Nos quedará una mezcla densa.

Cortamos en trocitos los frutos secos con un cuchillo, no demasiado pequeños para que no se nos conviertan en harina y notemos ese efecto “crunch”. Los añadimos a la mezcla.

Pintamos con un poco de aceite las paredes del molde. Yo escogí uno grande porque lo quería con poca altura, ya que esto no es un bizcocho y casi no subirá.

Precalentamos el horno a 180º. Si no quieres que te quede demasiado seco por arriba ponle un papel de aluminio por encima. Horneamos durante unos 35-40 minutos y déjalo que asiente sin abrir el horno apagado un poco más.

¡¡Que bien hueleeee!!!! Déjalo enfriar antes de cortarlo.

Ahora vamos con el culis de fresa que si lleva azúcar o panela y que vosotros le podéis poner Stevia o algo similar si lo queréis sin azúcar. Lavamos y cortamos 250 gr de fresas. Ponemos en un cazo las fresas en trocitos pequeños, 100 ml de agua aprox y una cucharada de panela o azúcar. Dejamos hervir hasta que se ponga un poco densa y lo pasamos por la batidora. Lo que os quede después del postre, lo podéis mezclar con alguna bebida vegetal y tendremos un delicioso batido de fresa.

Yo le he puesto una fresa cortada en laminas y con la ayuda de un biberón ( de cocina) lo adornamos.

Si quieres más recetas como esta puedes suscribirte al blog dejando tu email

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s